Nuevo reglamento de Bienestar Social para Melilla

Nuevo reglamento de Bienestar Social para Melilla

“Lo único que se consigue así es fomentar los empleos irregulares”

Podemos denuncia las trabas del nuevo reglamento de Bienestar Social: “Lo único que se consigue así es fomentar los empleos irregulares”
Aguilar critica que la Ciudad haya aumentado el mínimo de empadronamiento, de 3 a 5 años, para acceder a las ayudas sociales
La secretaria general de Podemos Melilla, Gema Aguilar, lamenta que el nuevo reglamento de ayudas de la Consejería de Bienestar Social se encuentre “repleto de trabas” que solo limitan el acceso a las mismas. Al parecer de la dirigente local, algunos de los requisitos que incluye este documento, publicado el pasado viernes en el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Melilla (BOME), empujan a las personas que están en situación de riesgo de exclusión social a optar por trabajar de forma irregular. “Una familia con cuatro miembros no puede cobrar más de 560 euros mensuales porque, de lo contrario, pierde la o las ayudas”, expone Aguilar.
La dirigente local cree que las condiciones que incluye el reglamento puede llevar a muchas familias a rechazar trabajos que no estén bien remunerados o que sean de pocas horas porque, de lo contrario, podrían perder la ayuda de Bienestar Social, lo que mermaría aún más su calidad de vida.
“Este reglamento se ha redactado de forma que muchas de las personas que requieran una ayuda para llegar a final de mes no puedan acceder a ellas”, valora la secretaria general de Podemos.
Por otro lado, Aguilar lamenta que se exija a los beneficiarios que lleven cinco años empadronados en la ciudad. “Es demasiado tiempo”, sostiene. Al respecto, la secretaria general señala que hay familias y jóvenes que son de la ciudad y que se marchan para probar suerte en otros territorios ante la falta de expectativas que tienen en Melilla, pero se ven obligados a regresar al tiempo por una causa u otra. “Este reglamento dice que las personas que estén más de seis meses fuera de Melilla tendrán que esperar cinco años para recurrir a cualquier ayuda. Es una barbaridad”, apunta la dirigente local.
Desde Podemos Melilla tampoco consideran positivo que una persona no pueda percibir ayudas en caso de que lleve menos de un año sin trabajar. Aguilar piensa que este es un requisito que puede afectar especialmente a los autónomos: “Si una persona decide invertir en un negocio y le va mal, con todas las pérdidas que esto supone, luego no podrá optar a una ayuda social en menos de doce meses. Con este panorama, no es de extrañar que cada vez haya menos autónomos en la ciudad”, sostiene la secretaria de la formación morada.
Otro de los puntos que Aguilar critica de este reglamento es el de las ayudas para las víctimas de violencia de género. “Para ellas sólo se ha contemplado el Ingreso Melillense de Integración (IMI), una subvención que, en una casa con cuatro miembros, puede ir de 460 a 560 euros”, expone.
La dirigente de Podemos Melilla cree que la Consejería de Bienestar Social debería recoger más opciones para que las mujeres que son víctimas de violencia machista tengan recursos que les permita iniciar una vida lejos de su maltratador.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies