Tenemos que conocer la calidad del aire de Melilla para tomar las medidas necesarias

Tenemos que conocer la calidad del aire de Melilla para tomar las medidas necesarias

Tenemos que conocer la calidad del aire de Melilla para tomar las medidas necesarias

Podemos Melilla denuncia “despilfarro” al contratar una empresa para medir el aire, en vez de contar con equipos fijos

Aguilar insiste en que hay que conocer la calidad del aire para tomar medidas en consecuencia

La secretaria general de Podemos en Melilla, Gema Aguilar, asegura que la Consejería de Medio Ambiente podría gastar menos si contratase equipos de medición del aire que sean fijos, en vez de adjudicar un contrato a una empresa por una duración de dos años, como ha hecho. Así, la dirigente del partido morado expone que en Ceuta se han contratado sistemas fijos por valor de 183.000 euros, mientras que en Melilla se ha adjudicado este servicio a una entidad durante dos años por un coste superior a 160.000 euros.

“Esta empresa, en vez de estar en la ciudad de forma permanente, viene y mide determinados puntos para luego marcharse y realizar un informe”, sostiene Aguilar. Ella sospecha que esta empresa no irá a medir el aire a puntos como el Monte María Cristina “para ver lo que Remesa está expulsando a la atmósfera”, ni al puerto o a los alrededores de la planta de Endesa, sino que la medición se hará en zonas en las que haya menos contaminación, como pueden ser los Pinos de Rostrogordo.

El consejero ya ha anunciado los tres puntos de medición en el centro, pinos de rostrogordo y zona de la Frontera.

Así, la secretaria general critica que el consejero responsable de esta área, Manuel Ángel Quevedo, se “agarre” a que las entidades Endesa y Remesa tienen sus propios equipos. “Estos medirán las sustancias que ambas emitan, pero no todas las que respiran los ciudadanos”, asevera. “Desde Podemos Melilla queremos que se tengan en cuenta el máximo número de parámetros para conocer cómo es verdaderamente la calidad del aire y tomar medidas en consecuencia”, apunta.

Una cosa es la emisión de contaminantes que está regulada para Endesa o Remesa, y otra la calida del aire que respiramos  las personas, que no es lo que sale por las chimeneas, y por ello, son niveles máximos distintos. Además, algunos contaminantes, como el ozono, no se miden en las chimeneas, porque en realidad se forman después a partir de otros contaminantes como los óxidos de nitrógeno.

Según subraya Aguilar, todas las comunidades autónomas y Ceuta disponen de equipos de medición del aire que son fijos. “Es verdad que Melilla no está obligada porque supuestamente tiene menos de 85.000 habitantes, según el censo, pero todos sabemos que la cifra de personas que viven en nuestra ciudad es muy superior a esa”, recalca.

Las alertas cuando algunos contaminantes como el ozono superan un valor establecido en la ley hace obligatorio a la Administración pública que informe a los ciudadanos, lo cual no ocurre, y al parecer, no va a ocurrir con equipos móviles que se dejan en un lugar dos semanas.

Así, la dirigente del partido morado insiste en que Quevedo tendría que dejarse aconsejar por Guelaya Ecologistas En Acción a la hora de gestionar los recursos medioambientales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies