Sentimos vergüenza ante la incompetencia de la consejería de educación en cuanto a la adquisición de material tecnológico

Sentimos vergüenza ante la incompetencia de la consejería de educación en cuanto a la adquisición de material tecnológico

Sentimos vergüenza ante la incompetencia de la consejería de educación en cuanto a la adquisición de material tecnológico

La educación de Melilla, ya maltrecha de manera endémica, sufrió un importante revés en el curso pasado con la aparición del covid-19.

Bien intencionadamente, el MEFP elaboró normas de aplicación en este curso escolar para paliar los efectos del covid-19, motivados por la sustitución precipitada, en el curso pasado, de las clases presenciales por virtuales. Ha incrementado el cupo de profesorado en las últimas semanas, e incluso puso  a disposición de la ciudad 2, 5 millones para los centros de Educación Infantil y Primaria para la adquisición de material contra el COVID-19, dedicando 1,7 millones para dotar de tecnología a los centros.

Podríamos pensar que esas medidas podrían ayudar a remontar los aprendizajes no adquiridos de nuestro alumnado, pero los hechos, las medidas adoptadas y no adoptadas nos llevan al pesimismo.

La consejera de educación, manifestó en prensa que 1.700.000 euros de los recibidos para educación por el covid-19, se iban a destinar a paliar las carencias tecnológicas de las familias, aportando ordenadores o tablets a los centros para que pudieran prestarlos a las familias, junto con el acceso a internet necesario.

Pasa el tiempo, estamos a un paso del confinamiento, con un número elevado de profesorado de baja, alumnado en cuarentena y los recursos tecnológicos sin estar en los centros.

¿Cuándo piensa la consejera de educación licitar el contrato para poner a disposición de los centros los recursos tecnológicos propuestos? Los recursos deberían estar ya en los centros y ni rastro de la licitación del necesario contrato mayor.

¿Piensa derivar esos 1.700.000 euros a los centros, a través de subvenciones, para que ellos realicen la compra del material tecnológico, tal como comunicó en prensa en septiembre?

¿Se ha informado de si los centros educativos tienen competencia para realizar contratos mayores? Por desgracia, las necesidades tecnológicas de nuestros centros no se cubren con contratos menores.

¿Para cuándo los recursos? ¿Ha pensado que la lentitud en su gestión repercute en el presente y futuro de muchos niños y niñas de esta ciudad?

Pedimos información clara y precisa de los pasos que se están dando para invertir el dinero prometido en los recursos informáticos necesarios para reducir la brecha digital de la población de Melilla y hacer posible que todos los niños, niñas y jóvenes de Melilla tengan acceso a una educación de calidad y en igualdad de condiciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies