Una vez más, el Gobierno de la Comunidad Autónoma se activa cuando el problema lo tiene encima

Una vez más, el Gobierno de la Comunidad Autónoma se activa cuando el problema lo tiene encima

Una vez más, el Gobierno de la Comunidad Autónoma se activa cuando el problema lo tiene encima

La gestión del dinero recibido para compensar las desigualdades que la brecha digital está provocando en los aprendizajes del alumnado no se está realizando de forma eficiente y eficaz por parte de la consejería de educación

Una vez más, el Gobierno de la Comunidad Autónoma se activa cuando el problema lo tiene encima. La falta de capacidad para prevenir escenarios ha tenido paralizada a la Consejería de Educación.

Desde que anunció que se destinarían 1.671576,63 euros para dotar a los centros educativos de recursos tecnológicos, ha tenido tiempo para iniciar los trámites necesarios que permitieran la compra del mayor número posible de recursos tecnológicos, al mejor precio posible.

Si la Consejería de Educación no hubiera perdido el tiempo, posiblemente ya el proceso de compra del material tecnológico estaría iniciado a precios más competitivos de los que puede conseguir cada centro por separado, beneficiándose mayor número de alumnado, último beneficiario de la subvención que se dé a cada centro.

La convocatoria para asignar subvenciones a los centros destinada a repartir los 1.671576,63 € entre los centros educativos de la ciudad, aunque es bienvenida, nos plantea una serie de dudas:

  • ¿Los criterios y el procedimiento elegido van a permitir que, los centros con mayor número de alumnos y alumnas sin recursos tecnológicos, reciban la subvención necesaria para cubrir las necesidades de su alumnado?
  • ¿Estarán en breve los recursos tecnológicos a disposición de los centros o tendremos que esperar a que entre el nuevo año?

Es poco comprensible que como requisito se solicite, para su valoración, un proyecto sobre el desarrollo de las clases online. De igual modo que no se pide un proyecto para dotar a los centros de pizarras digitales y de otros materiales didácticos, no se entiende que se les pida para dotarlos de ordenadores, tablets y acceso a internet, si es que se está convencido de que hoy son recursos indispensables en los centros educativos.

La Sra. Treviño, parece olvidar en la convocatoria, la inclusión de criterios de carácter socioeconómicos, para posibilitar que el reparto del dinero destinado a la subvención ayude a hacer realidad los principios de igualdad, equidad y compensación educativa, permitiendo con criterios de transparencia, asignar mayor cantidad económica a los centros ubicados en los barrios más deprimidos de nuestra ciudad.

Hoy, las clases online son necesarias en todos los centros educativos. El alumnado en cuarentena de todos los centros tiene que seguir su proceso de aprendizaje. Sin embargo, son muchos los alumnos y alumnas que no disponen de los recursos tecnológicos necesarios para seguir su proceso educativo en las mejores condiciones posibles.

Las nuevas tecnologías no son un extra, que justifiquen asignar subvenciones tomando en consideración la supuesta calidad de un proyecto. Los recursos tecnológicos están invadiendo nuestra vida cotidiana y en nuestras escuelas, aunque no sustituyen al lápiz y el papel ni al resto de recursos educativos tradicionales, los complementan y vienen no sólo por la pandemia, sino que vienen para quedarse.

Si la estrategia utilizada por la consejera de educación para el reparto del 1.671576,63 €, para impulsar la competencia digital en los centros educativos de Melilla, en igualdad de condiciones para todos, ha sido la adecuada, el alumnado, las familias y el profesorado, en unos meses podrán valorarlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies