Exigimos a la Dirección Provincial de educación de Melilla que promueva la participación de la comunidad educativa en Melilla

Exigimos a la Dirección Provincial de educación de Melilla que promueva la participación de la comunidad educativa en Melilla

Exigimos a la Dirección Provincial de educación de Melilla que promueva la participación de la comunidad educativa en Melilla

Hace unas semanas se aprobó la nueva ley de educación LOMLOE o Ley Celá, en la que se devuelve a la comunidad educativa el protagonismo que la LOMCE limitó en el gobierno de los centros. En los Consejo Escolares están representados las familias, el profesorado, el personal de administración y servicios y el alumnado. Este órgano volverá a aprobar y evaluar el proyecto de centro, la programación general anual, decidirá en la admisión del alumnado, analizará y valorará el funcionamiento general del centro y los resultados del alumnado, promoverá en la conservación y renovación de las instalaciones, etc.

La Ley Celá no hace más que volver a los orígenes de la participación de la comunidad educativa, rescatando los fines y principios de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación.

En pocos días celebraremos el día de la aprobación de nuestra Carta Magna, donde se promulgan los derechos de todas y todos los españoles, entre los que se encuentra, el derecho a la participación de padres y madres, junto al profesorado, a participar en el control y gestión de los centros sostenidos con fondos públicos.

Mientras se ultimaba la Ley Celá se publicó la norma que regula la renovación de los Consejos Escolares de Melilla. Sin embargo, los representantes del MEFP no han dado ninguna publicidad a la convocatoria para ser candidatos al consejo escolar y/o para votar a sus representantes. Algunos centros, con sus escasos medios y limitada capacidad de difusión han hecho lo que cabe esperar que hagan los representantes de un gobierno basado en los principios democráticos, pasando desapercibido el proceso llevado a cabo para renovar los miembros de los consejos escolares en muchos centros de nuestra ciudad.

Este silencio, contrario a los valores que propugnan, explica las dificultades que las asociaciones de padres y madres de algunos centros se encuentran para ser escuchados por los responsables de la Dirección Provincial o para hacer uso en algunos centros del derecho a disponer de un espacio para el ejercicio de sus funciones, impidiéndoles incluso el acceso a los centros.

Si para los responsables de la DP no tienen importancia los valores constitucionales, ni las normas que emanan de la Carta Magna, la ministra Celá tendrá que pensar si sus representantes en Melilla representan a la administración educativa o a ellos mismos.

Animamos a padres y madres, alumnado, docentes y personal de administración y servicios a participar activamente en el Consejo Escolar de sus centros, para favorecer que los alumnos y alumnas de los centros aprendan con vuestro ejemplo a respetar e interiorizar el respeto, la colaboración y participación en nuestra sociedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies